LA APUESTA AL FUTURO

30 de Noviembre, 2015

La apuesta al futuro

La infancia, en los últimos años, logró captar un lugar de mayor atención en la agenda de las políticas públicas y en las acciones de responsabilidad social empresaria y de las ONGs.

Si la implementación de la Asignación Universal por Hijos para Protección Social en el 2010 -la política pública más relevante dirigida a la infancia-, en la última década y según los especialistas tuvo efectos positivos en la pobreza extrema, la inseguridad alimentaria, la escolarización y en la merma del trabajo infantil; aún persisten muchos de estos problemas en proporciones significativas para esta población. Para Sebastián Waisgrais, especialista en Monitoreo y Evaluación de Programas de UNICEF Argentina, no todos los temas se abordan con igual énfasis. "Existen situaciones de riesgo o derechos vulnerados como la violencia, los niños sin el cuidado de los padres, las situaciones de explotación, entre otras, que son temas emergentes y más invisibles".
Para resolver los problemas de la infancia, en primer lugar, son las autoridades públicas quienes tienen la obligación de garantizar los derechos de la niñez. "Es necesario potenciar sus capacidades de desarrollar mejores políticas basadas en evidencias y fortalecer la oferta de servicios. Y también fortalecer la demanda de los derechos, es decir, movilizando a los padres y a las comunidades, sobre la base de procesos participativos, de involucramiento de la sociedad", dice Waisgrais. El sector privado es otro protagonista central y tiene desafíos respecto al compromiso con la infancia y la adolescencia. "Además de la normativa, hay acciones que permiten a las empresas promover de manera voluntaria los derechos de la infancia y la adolescencia o comprometerse con su protección", dice.
Una de las compañías que lo hace a través de su Fundación es Arcor, que decidió regionalizar su accionar y trabaja en la Argentina, Chile y Brasil en dos temas que considera prioritarios: la promoción de la vida activa y la primera infancia. Así, implementaron "Escuela en Movimiento" (PEM) y "la Infancia Primero". El primer programa desarrolla acciones que impulsen la vida activa y el movimiento en escuelas primarias donde hay más de 120 proyectos; el segundo, tiene como objetivo ampliar oportunidades educativas a través de espacios y recursos destinados a la atención y educación de los niños pequeños. "Revalorizar la infancia es creer en el presente y apostar al futuro", dice Santos Lío, gerente de Fundación Arcor. Por eso, los derechos de los niños están presentes en las Políticas de Sustentabilidad, de Inversión Social, de Sponsoreo, y en el Código de Ética y Conducta de Arcor. "Es la primera empresa en el país que incorpora la perspectiva de los Derechos de la Infancia en su estrategia de sustentabilidad, promoviéndolos como eje transversal en sus distintas áreas de gestión y también los incorporó en su Reporte de Sustentabilidad", dice Lío.
La salud primero
Según el Observatorio de la Deuda Social de la Infancia realizado anualmente por la UCA, 48,1% de la infancia urbana entre 0 y 17 años no tiene cobertura de salud a través de obra social, mutual o prepaga y sólo cuenta con el sistema público de salud, donde persisten dificultades para proporcionar servicios de calidad y cantidad. Respecto de la salud bucal, el 47,5% de la misma población presentó déficit de consulta a un odontólogo. Esa área de salud es una de las preferidas para el accionar de las empresas, como es el caso de 3M, con sus políticas de sustentabilidad dirigidas a la infancia. 
Alimentación equilibrada y colaborar con la salud de los niños, comprometerse con la diversidad y la inclusión son los compromisos que asume con la infancia Arcos Dorados a través de Mc Donald's. Pero es La Casa de Ronald Mc Donald, que se dedica desde hace más de 21 años a mejorar la salud y el bienestar de los niños y a albergar a sus familias en momentos de necesidades de salud, el principal programa de responsabilidad social en el área de Arcos Dorados. "Trabaja con familias con hijos en tratamientos médicos por cáncer, trasplantes u otras enfermedades de alta complejidad y lleva beneficiados a más de 100.000 niños. La misión es crear, encontrar y dar soporte a programas que mejoren la salud y el bienestar de los niños y sus familias", dice Silvina Seiguer, directora de Comunicaciones Corporativas de la firma.
No al trabajo infantil
El trabajo infantil es uno de los problemas que persisten en el agro, un área importante del negocio de Adecco, la firma de reclutamiento de personal. "Jardines de Cosecha" es uno de los programas de sustentabilidad que contribuye a la prevención y la progresiva erradicación del trabajo infantil agrícola en zonas de Salta, Jujuy, Tucumán y Misiones. Dirigido a niños de 1 a 11 años, hijos de trabajadores rurales o pequeños productores, ofrece herramientas para lograr continuidad escolar, apoyo en actividades recreativas y previene el trabajo infantil. El programa es un verdadero modelo de articulación público-privado: participan del mismo los gobiernos de Salta, Jujuy, Misiones, Tucumán, el Estado Nacional, la Red de Empresas contra el Trabajo Infantil, la Cámara del Tabaco de Salta, cooperativas de tabacaleros y Randstad. "Se abrieron 51 Jardines -36 en Salta, 12 en Jujuy, 2 en Misiones y 1 en Tucumán-, se beneficiaron más de 3.900 niños y niñas y se replicará el modelo en otras localidades", explica Esther Parietti, su directora de Sustentabilidad. "Sembrando Futuro" es otro programa que promueve el desarrollo comunitario en Santiago del Estero, busca desarrollar una conciencia emprendedora y habilidades de inserción en el mercado laboral mediante la colaboración y el trabajo conjunto con el Estado y las familias, con aporte de recursos y formación. "Actuamos en el desarrollo local en las zonas pertenecientes al área de negocio de Adecco, donde hay centros de reclutamiento de colaboradores para el agro", dice Parietti. Desde 2010 el programa aborda integralmente el problema: fortalece la educación, apoya la salud y la formación técnico profesional. Con una inversión de $ 2 millones en la ejecución de las dos iniciativas, Adecco propicia el desarrollo local y el cuidado de la comunidad en un sector donde el problema del trabajo infantil está arraigado. ¿Cuál es la importancia de articular esfuerzos? "El tema es tan complejo que se necesita de la articulación de todos los actores involucrados: los entes estatales, organismos internacionales, organizaciones de la sociedad civil, entidades privadas y sindicatos", dice Parietti.
Para Mariana Uranga, coordinadora de Programas de Asociación Conciencia, para temas como la prevención del trabajo infantil, la articulación con organismos públicos y el sector privado es lo que hace posible implementar las actividades. "Se aborda el problema de manera integral, con un enfoque de derechos y una perspectiva de género y se trabaja con equipos interdisciplinarios: se genera participación, capacitación y sensibilización y se propicia la reinserción y permanencia escolar de los chicos", dice. Los resultados en educación y trayectoria escolar de los participantes en programas de prevención de trabajo infantil son elocuentes: 99% de los niños, niñas y adolescentes se mantuvo en la escuela, el 92% promocionó el año, el 95% mantuvo una asistencia regular a clase, y el 73% obtuvo un buen rendimiento escolar, registran en la asociación que atiende anualmente 17.699 niños y niñas que participan en sus programas de prevención y erradicación del trabajo infantil.
Mejor por la infancia
Para Waisgrais, "a pesar de herramientas novedosas, aún la infancia no ha logrado tener un rol central dentro de las empresas". Un relevamiento realizado por UNICEF en el marco de la Iniciativa ‘Empresas por la Infancia’ mostró la existencia de desafíos pendientes: por ejemplo, sólo el 45% de las compañías considera que es posible respetar siempre la legislación sobre trabajo infantil; muchas de ellas no cumplen con las normativas sobre licencias por maternidad y horario por lactancia; existe un bajo conocimiento de lo que ocurre en la cadena de valor con de trabajo infantil.
"Para trabajar en infancia es clave hacerlo desde un enfoque de derechos, considerar a los niños, niñas y adolescentes como sujetos de derecho", dice Uranga. Por eso Conciencia apuesta por programas que refuercen las capacidades o habilidades tanto de los garantes de los derechos del niño -adultos, familiares, comunidades- como de los propios niños, niñas y adolescentes, para que ellos puedan demandar en pos del cumplimiento de sus derechos. Los destinatarios del proyecto tienen un rol activo y los profesionales son facilitadores que buscan empoderar a los sujetos para que ellos reclamen el cumplimiento del derecho y participen en las decisiones relativas a su propio desarrollo. 
"Las iniciativas son más efectivas si se basan en políticas públicas de largo plazo y mayor alcance garantizando la sustentabilidad de los resultados", aporta otra clave Uranga. Partir de un buen diagnóstico, también es fundamental. Pero, ¿cómo se articula para que se logren resultados? "La clave es presentar el diagnóstico y ofrecer a las empresas posibilidades de aportar y potenciar su contribución", cuenta.
El Grupo de Fundaciones y Empresas GDFE es la institución que impulsa y profesionaliza la inversión social que se realiza desde el sector privado. Con 36 socios entre compañías y fundaciones de carácter donante, desarrollaron herramientas para transparentar el aporte que se realiza desde el sector privado, fomentar las alianzas entre pares y orientar a la sociedad civil. "La inversión social privada creció exponencialmente en el país", dice Carolina Langan, directora Ejecutiva. "Pero la participación activa de la comunidad que la convierte en protagonista de la solución de sus problemas y ya no sólo en simple beneficiaria es uno de los saltos cualitativos más significativos en la gestión de las inversiones sociales de las entidades donante", explica.
CONIN, la fundación liderada por el doctor Abel Albino que lucha para erradicar la desnutrición infantil, sigue una política de proyectar en conjunto las acciones para que resulten exitosas. Junto a otras fundaciones, el Estado y el empresariado lleva a cabo proyectos en casi todo el país. Además de otras acciones, coordinó con el Ministerio de Primera Infancia de Salta, en alianza con Microsoft, el desarrollo de una herramienta digital titulada "Red Mundial CONIN" para que todos los Centros CONIN del país y del mundo puedan cargar online sus historias clínicas, lo que permitirá evaluar y cuantificar resultados de los miles de niños. 
Uno de los aliados de CONIN es Banco Galicia que, desde 2007, promueve el Programa de Prevención de la Desnutrición Infantil por el cual capacitan líderes sociales locales para que actúen como agentes multiplicadores en temas de nutrición y del desarrollo saludable de los niños. Temas como estimulación temprana, salud alimentaria y desarrollo afectivo son desarrollados junto a organizaciones sociales locales. Este año ya se capacitaron 617 líderes sociales y hubo 8.700 beneficiarios indirectos.
Tecnología que educa
Para Mariano Cornejo, director de Comunicación y Medios del Grupo Telecom, el Plan de Inversión Social que forma parte de la gestión sustentable del Grupo se orienta a educar e incluir a través de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) y favorece el desarrollo personal y colectivo. Los programas apuntan a potenciar la educación desde sus primeros años y promover su evolución y acercan al aula el enorme potencial que poseen las telecomunicaciones. Entre los programas dirigidos a la Educación y TIC en la infancia, están Sentidos Conectados con Sueñaletras" -cuyo objetivo es fortalecer la enseñanza de la lecto-escritura en niños sordos de entre 5 y 12 años y capacita a docentes, alumnos y sus familiares a través de un kit didáctico- en escuelas de Córdoba, Corrientes, Santa Fe, Buenos Aires, Misiones, Jujuy, Salta, La Rioja, el Chaco y Formosa, capacitando a más de 500 docentes y beneficiando alrededor de 7000 alumnos sordos que incorporaron la herramienta a su proceso de aprendizaje diario. La tecnológica también apoya nuevas formas de producción y de acceso al conocimiento con "Dispositivos Móviles en educación (Di.M.E)", un programa que desarrolla a los docentes en el aprendizaje basado en la integración de dispositivos móviles con fines educativos.
La líder en telecomunicaciones también acordó con Scholas Occurrentes, la institución creada por el Papa Francisco, para colaborar con el desarrollo de la aplicación móvil de Scholas.Social para celulares y del sitio web Scholas.Labs, una plataforma virtual que tiene como objetivo acelerar proyectos vinculados con la tecnología y la educación, como factor de transformación social.
La educación es uno de los temas preferidos de las empresas cuando se trata de atender los derechos de la infancia. Natura eligió a CIPPEC como socio estratégico para la ejecución de un proyecto innovador que trajo a la Argentina: "Comunidades de Aprendizaje". Ya implementado en 7 escuelas públicas primarias del país -en Santa Fe y en Salta-, para el año próximo se suman nuevas escuelas de CABA y Misiones. Este programa involucra a los alumnos, a los docentes, a los padres y a la comunidad y consiste en un conjunto de Actuaciones Educativas de Éxito, prácticas innovadoras que transforman el contexto de aprendizaje y promueven la integración de la comunidad. "Con él se logran mejoras relevantes en el aprendizaje, en la convivencia y la participación comunitaria. Siguiendo los principios del aprendizaje dialógico, el proyecto estudia qué tipo de participación de las familias impacta en los resultados y propone la transformación escolar a través de la participación de la comunidad en la escuela.
Fuente: Cronista - Suplemento Responsabilidad Social 

NEWSLETTER

Usted recibirá las últimas noticias, novedades y eventos en su correo electrónico.

Suscribirse

PARA PENSAR

En la actualidad, el sector cooperativo está formado por cerca de 800 millones de personas de más de 100 países y se estima que proporciona más de 100 millones de empleos. Solamente las 300 cooperativas más importantes del mundo son las responsables de gestionar un volumen de negocios total de 1,1 billones de dólares, lo que representa el tamaño de la décima economía más grande del mundo.

Informe Global 300 de la La Alianza Cooperativa Internacional (ACI)